Bienvenidos!

ALBERTO MENDOZA MD MSc
Médico Infectólogo Tropicalista
C.M.P. 34885 R.N.E. 23379

CONSULTAS MEDICAS:
Correo electrónico: mendozalberto@outlook.com,

Consultas en Inppares (https://inppares.org/), sede Jesús María

Viernes 16:00 - 20:00 horas

Citas con infectología al: 01-480-1626

sábado, 29 de octubre de 2011

Testimonio 3: La Dra Milagros y el Milagro de la transformación de la TB en el Perú

El testimonio y el valor de la Dra. Milagros va a quedar en la historia de la medicina de Perú como la mujer que logró sensibilizar a la población y autoridades políticas del país sobre un problema serio y emergente: la tuberculosis extremadamente resistente (TB-XDR), la que padece y que por el Milagro de Dios y la ciencia se curará. Posterior a su testimonio, hoy estamos viendo como desde el presidente Ollanta Humala, varios ministros, alcaldes, etc. ya saben lo que está pasando en Perú con la TB, TB-MDR y TB-XDR y están tomando, por fin, en serio este difícil problema. Aquí transcribo su testimonio, que gentilmente escribió desde su cama en una clínica en Chosica donde se encuentra. En el mes de Nuestro Señor de Los Milagros su testimonio nos invita a creer en el país, y a decir: Los peruanos si podemos controlar la tuberculosis. Dios nos ayude en este milagro y siga bendiciendo al Perú.




La Historia de la Dra. Milagros

Milagros tiene treintiocho años, siempre dice que su ocupación es ama de casa, a pesar de que se graduó de médico. Tiene un pequeño de cinco años que es su adoración y ella  desde hace nueve años también tiene tuberculosis.


Contrajo la enfermedad cuando era estudiante de medicina del tercer año. Fue diagnosticada en abril del 2002, y ocho mese después, se confirmó que se trataba de tuberculosis extremadamente resistente. Ella sabe eso ahora, ya que ese término no existía en ese entonces, la catalogaron como una multidrogorresistente con alta resistencia.

El tratamiento no existía entonces (tampoco existe ahora) en su país, lo brindaba una organización no gubernamental que hacia ensayos en pacientes multidrogorresistentes. Pareció funcionar. Entre vaivenes de positividad y negatividad de la enfermedad pasaron los primeros dos años en que fue intervenida quirúrgicamente dos veces. A los que le siguieron casi tres años de negatividad consecutiva. Entre tanto ella aprendió a convivir con detalles como nauseas intensas, vómitos, dolores de cabeza y donde le aplicaban el intramuscular que duraban casi todo el día. Tuvo que dejar los estudios universitarios, acabó la relación con su pareja, luego de seis años; producto de esa relación tuvo un hijo y decidió reanudar sus estudios inconclusos, terminando satisfactoriamente.


Cuando creyó que por fin podía respirar tranquila, a pesar de todo y terminando el último año de carrera, la enfermedad se reactivó.


Logró titularse de médico cirujano y obtuvo la colegiatura. Recibió su título en la cama de un hospital y se colegió en una ceremonia especial para ella sola. Recibió un penúltimo esquema de tratamiento con el que permaneció con resultados ondulantes, para finalmente luego de un corto periodo de negativización fracasar a él. Decidieron suspenderle el tratamiento indefinidamente.

Permaneció quince meses sin tratamiento. Se deterioró su salud pero no su alma. Ella piensa que Dios ha escuchado sus ruegos, pues vino un desconocido que ahora es su mejor amigo y consiguió que le dieran un tratamiento que él ha denominado de ayuda humanitaria. Ella no pierde la fe. Los resultados aún son inciertos.    

Dra. Milagros

Ver reportaje de Cuarto Poder en:


http://www.youtube.com/watch?v=_7-HGwQRt5Q
    

jueves, 6 de octubre de 2011

11 de Sept, 2011, El Agustino, Lima-Peru: Ollanta Humala: Viva el Perú! Abajo la tuberculosis!


El escenario propicio, en medio de los cerros con ventanas, en medio de todos los determinantes sociales, culturales, económicos y con la presencia de los servicio de salud debilitados porque soportan el embate de la tuberculosis y cientos de daños más, el presidente Ollanta Humala, su esposa, seis ministros de Estado, la alcaldesa Susana Villarán, junto con los alcaldes de La Victoria y El Agustino, firmaron el 11 de septiembre de del 2011 una coalición para emprender la lucha contra la tuberculosis.
Este acto y esta fecha podrían quedar registrados en la historia de la tisiología del Perú como el punto de inflexión entre la epidemia y el control, o será una triste remembranza a políticos demagogos. De esto la sociedad civil deberá ser un firme guardián porque esto se cumpla. Basta de estar entre los primeros en el mundo en notificar casos de TB multidrogo resistente, solo después e Rusia, India Sudáfrica y Kazajastán, que nos superan cientos de veces en población.
Sabemos que hay una mesa de seguimiento multisectorial del acuerdo de El Agustino; se han producido cambios en la coordinador de la Estrategia Sanitaria Nacional de Prevención y Control de la Tuberculosis, se ha nombrado un asesor del viceministro dedicado a TB y a otras enfermedades transmisibles; acaba de llegar una misión evaluadora de la Organización Panamericana de la Salud, los alcaldes conocen más de la tuberculosis, al menos los alcaldes de los 18 distritos con mayor enfermedad en Lima Metropolitana, que son en orden descendente:
El Agustino
La Victoria
Santa Anita
Ate
San Juan de Lurigancho
El Cercado de Lima
Rímac, Lince, Comas
San Juan de Miraflores
Lurigancho - CHosica
Independencia
Ancón
Villa El Salvador
San Martín de Porras
San Luis
Villa María del Triunfo
Puente Piedra
Todos en el Callao: Cercado, La Punta, La Perla, Ventanilla, Bellavista y Carmen de La Legua.


No obstante, siguen los fondos del Presupuesto por Resultados (aunque sin gastar), se cuenta con presupuesto de la Octava Ronda del Fondo Mundial, existen varias Universidades y ONGs investigando en tuberculosis, hay proyectos de Cooperación Internacional asistiendo al MINSA. Existen muchos ingredientes, lo que falta es un liderazgo concertador, que esperemos se de con la nueva gestión.
Estaremos muy atentos a lo que va a pasar, y de hecho vamos a poner el hombro en el intento.


Por Alberto Mendoza

Seguidores